Advertisements
Puntos en el mapa 🗺

Junto a la nieve, el último día del año

Justamente el último día del año decidimos salir a dar un paseo, uno de esos especiales en donde tienes tiempo para analizar, conversar y programar cosas. Ya saben que soy fanática de tener un plan para todo, aunque estoy intentando de no hacer muchos, por todo lo que ha sucedido.

Había nevado toda la noche y seguía sin detenerse ni un segundo, pero estábamos decididos a pasear junto a la nieve el último día del año, pues ni a mi ni a Josh nos molestaba.

Quisimos hacer la última locura del año, fuimos en bus para disfrutar más. La idea siempre fue ir de “blogueros” pero como saben mi Josh no es muy bueno eso, asi que terminé haciendo todo el trabajo, tanto las fotos como la publicción.

En fin, tomamos en el bus en Gypsum con destino hacia Avon, en parada de bus estaba tan emocionada de disfrutar el último día del año y precisamente con nieve, no podía dejar de saltar junto a la nieve. Obviamante antes de llegar el bus hizo muchas paradas pero logramos llegar sin novedad, de hecho la unica novedad que les puedo contar es que Josh durmió casi todo el camino.


En Beaver Creek

Apenas llegamos decidimos caminar desde la parada de bus Avon Station hasta Parking Elk Lot, todo esto lo caminamos rápido y con mucha nieve en nuestros ojos por lo que nos reíamos demasiado. Tomamos uno de esos buses verdes que nos llevaban directo a Beaver Creek totalemente gratis.

Cuando nos bajamos del bus caminamos por un puente, de esos típicos de películas, había mucha gente sacandose fotos en ese momento, ya que el río estab totalemte lleno de nieve, eso lo hacia especial y maravilloso.

Seguimos caminado hasta encontrar lo más espectacular de Beaver creek, al menos para mí, los señores con galletas. Apenas los vi grité ¡Galletas gratis! mire y agarre de la mano a Josh solo para correr a ellos. Siempre son tan amables y reparten por todo el sector de Beaver Creek.

En la pista de patinaje nos acercamos a solo mirar, disfruté mucho de ese momento. Ver a los niños, madres, parejas y amigos difrutar del patinaje fue completamente relajante. Ahí disfrutamos casi 40 minutos y pues el frío era demasiado así que decidimos irnos.

Así es como finalizamos nuestro año, el último día fue en Beaver Creek paseando y disfruatndo de pequeñas cosas. Cuando estabamos esperando el bus de regreso hacia mucho frío, ya practicamente estabamos congelado y Josh me sonrprendio acercandose a la luz para calentar sus manos, dejo con ustedes la foto para que disfruten al igual que yo.

Advertisements

Facebook Comments

One Comment

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: